Desde BATÏQ creemos en la necesidad el modelo actual de las residencias y es por ello que estamos desarrollando una herramienta metodológica que permita analizar, evaluar y generar propuestas de intervención que sirvan para repensar el hábitat de las residencias de personas mayores existentes.

Las soluciones y reformas planteadas adaptarán las residencias de manera que les dote de herramientas para la mejora de la calidad de vida de las personas residentes y el bienestar tanto de ellas como de sus familiares y personal profesional. Entre estas medidas estarían:

    • generar espacios comunes a una escala más domestica favorece el encuentro entre las personas residentes y el encuentro con sus familias y amistades en un entorno de mayor calidez e intimidad.
    • facilitar la personalización de las habitaciones y espacios comunes como expresión de la identidad, se fomenta el sentimiento de pertenencia y el desarrollo de vínculos afectivos con el ambiente. Asimismo, la posibilidad de llevar ciertos muebles y recuerdos tiene efectos positivos en la prevención de la demencia senil.
    • plantear la posibilidad de que el espacio de habitaciones presente la flexibilidad suficiente como para poder agruparlas en el caso de parejas, familiares, amigas…
    • permitir la interrelación de las personas residentes con la vida del barrio -ver a la infancia jugando o gente paseando- en espacios donde puedan permanecer y deambular de modo independiente y seguro.
    • asegurar la mayor autonomía posible de las personas residentes aplicando criterios de accesibilidad física, cognitiva y sensorial.